Archivo mensual Diciembre 2011

Nuevo informe de la UCA: Los datos del Observatorio de la Deuda Social registran un crecimiento sistemático, durante todo el período de estudio (2004-2010), tanto de la delincuencia como de la sensación de inseguridad 0

Dic23

Informe elaborado por el

Observatorio de la Deuda Social Argentina – UCA. La temática del informe es

la inseguridad y cuenta con datos sobre el tráfico de drogas, por ejemplo

que en los sectores que viven en barrios afectados por el tráfico de

drogas, aumenta el problema de la inseguridad en su doble aspecto: el haber

sufrido un delito y el sentimiento de inseguridad.

Para acceder al informe completo ingresar aquí
http://www.uca.edu.ar/uca/common/grupo81/files/

Boletin_inseguridad_2011_final_-1-.pdf

Gacetilla de prensa:
http://www.uca.edu.ar/uca/index.php/comunicacion/

gacetilla/es/universidad/

comunicacion-institucional/gacetillas-de-prensa/2011/diciembre/informe-inseguridad

El problema de la inseguridad en la Argentina:
Factores que influyen en la delincuencia y disparan el sentimiento de
inseguridad o miedo a ser víctima de un delito

Los  datos  de la Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA) registran
un   crecimiento   sistemático,  durante  todo  el  período  de  estudio
(2004-2010),   tanto   de  la  delincuencia  como  de  la  sensación  de
inseguridad.  Un  análisis  de  lo  sucedido durante el bienio 2009-2010
demuestra  que  el  aumento,  tanto del haber sufrido un delito como del
miedo  al  mismo,  fue impulsado, en mayor medida, por el crecimiento de
dichos  indicadores  en el estrato muy bajo (pasando de 16,7% a 25,3% la
victimización  y  de  66,6%  a  76,2%  la  sensación de inseguridad). Un
análisis  según  la  edad  de  los  entrevistados  no arroja diferencias
sustantivas  en  el  caso  del sentimiento de inseguridad, pero si en el
caso  de  haber  sufrido  un  hecho delictivo que afecta sobre todo a la
población más joven.

A  pesar  de  que  entre  los  años  2005  y  2010 se produjo un aumento
constante en el acceso a la vigilancia policial, se observan diferencias
importantes en la distribución de la misma según estrato socioeconómico.
Un  análisis de su comportamiento durante el bienio 2009-2010 indica que
el  aumento  en  los  últimos  dos  años  se produjo, sobre todo, por el
crecimiento  de  la  presencia policial en el barrio en el estrato medio
alto  (que pasó de 52,3% a 69,9%). Esto adquiere relevancia al constatar
que,  no  solamente  el  haber  sido víctima de un hecho de delincuencia
actúa  como  disparador  del miedo, sino que también existe una relación
entre el haber sido víctima de un delito y el sentimiento de inseguridad
y  la  presencia  o  ausencia  policial.  Los  resultados indican que la
ausencia  de  efectivos policiales en el vecindario tiende a aumentar el
porcentaje  de  delitos registrados y la sensación de inseguridad, sobre
todo  si  se  analiza  el miedo en el barrio o en la propia vivienda. La
relación  entre  vigilancia  policial  e  inseguridad se acentúa aún más
entre los hogares y habitantes de villas o asentamientos precarios.

El presente informe da cuenta de la influencia de la presencia de venta
o  tráfico de drogas sobre el problema de la inseguridad. En el año 2010
un  28,4%  de  los  hogares  entrevistados  se  vieron  afectados por el
problema  de  tráfico  de  drogas,  agravándose  la  situación entre los
hogares y estratos más vulnerables (35% en los hogares pertenecientes al
estrato  muy  bajo respondieron vivir en zonas con problemas de venta de
droga,  contra 21,5% del medio alto y 48,3% entre habitantes de villas o
asentamientos  precarios  contra  23,5%  entre  quienes  viven  en zonas
urbanas de NSE medio, respectivamente).

Los  resultados demuestran que en aquellos sectores que viven en barrios
afectados   por  el  tráfico  de  drogas,  aumenta  el  problema  de  la
inseguridad  en  su  doble  aspecto:  el  haber  sufrido  un delito y el
sentimiento  de inseguridad (pasando la inseguridad de 26,4% en ausencia
de  tráfico  a 36% en presencia del mismo y el miedo a ser víctima de un
delito  en  el  barrio o vivienda de 44,8% a 58,8% respectivamente). Una
vez más, la presencia policial en el vecindario tiene un efecto sobre la
inseguridad ya que, en general, el tráfico de drogas aumenta en ausencia
de   vigilancia  policial,  pasando  de  23,2% (cuando hay vigilancia) a
33,8%  (cuando  no  hay  vigilancia).  Este comportamiento se observa en
todos  los  estratos  socioeconómicos  analizados, pero sobre todo en el
estrato  medio alto donde la venta de drogas casi se duplica en ausencia
de  vigilancia  policial.  En  cuanto  a  la  condición  residencial, lo
ocurrido  en  las  villas  o  asentamientos  precarios  surge  como  una
excepción  ya  que  aquí  la presencia o ausencia de vigilancia no tiene
influencia sobre el tráfico de drogas.

Natalia Ramil

Departamento de Comunicación
Dirección de Relaciones Institucionales

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA ARGENTINA
Avda. Alicia M. de Justo 1300 3° Piso.
(C1107AAZ) Capital Federal
Buenos Aires – Argentina

natalia_ramil@uca.edu.ar
www.uca.edu.ar/prensa
@nat_ramil


La 5ta Pata es un producción de WeyaPR.